La hora de los hombres medios

Quizás fue la casualidad, quizás por eso que muchos llaman la Ley de la Atracción, pero el caso es que llevaba mucho tiempo pensando en una absurda teoría que se estaba forjando en mi cabeza. Era una  de esas teorías que te llegan a la cabeza en momentos en los que no te las puedes apuntar y que luego se te olvidan (mientras estás corriendo, mientras estás viendo a la madre de la Campanario en el Salvame de Lux, mientras estas en el servicio, …).

Total, que el otro día me llama mi gran amigo y alma gemela Iván Arrufat y me comenta que le gustó mucho mi último artículo del blog (bueno, que en realidad solo tengo dos, creo), y me dice, y esto es textual… “cuanta razón tienes en que dos perros como nosotros podamos seguir adelante con la que está cayendo” (o algo así)… y ese preciso momento fué el culmen de mi absurda teoría de la que os voy a hacer partícipes… “LA TEORÍA DE LOS HOMBRES MEDIOS”.

Mi,  repito, absurda teoría dice:

Ha llegado el momento en el que estamos cansados, hastiados, de los cracks, de los gurús, de esos que nos dicen lo que tenemos que hacer, en lo económico, en lo laboral en lo sentimental, en lo familiar, … de esos que debían haber previsto lo que iba a pasar y no lo hicieron, de esos que nos aconsejan lo que debemos hacer desde sus atriles, desde el escenario, desde su barrera, … y empezamos a dar mucha más importacia la gente normal, a la gente media, a la gente que se ha caido 10 veces y se ha levantado 11, o lo está intetando.

Hemos, he, perdido la confianza en los grandes y me fijo más en la persona media que está intentando sacar su negocio adelante y lo consigue, eso me flipa; en el emprendedor que sigue soñando a pesar de las dificultades, eso me emociona; en esa persona que decide dejarlo todo por cumplir un sueño, el que sea, eso me causa envidia; en el extranjero que ha sido capaz de dejar a sus seres queridos en Rumanía, Marruecos o Nigeria y se ha venido a España a perseguir un futuro sacrificándolo todo; a mi amigo Iván  en Londres, o Laura en Berlín, o María en Nueva Zelanda, o mi primo Fidel, que duro, esos españoles que se buscan, literalmente, las lentejas fuera de estas fronteras.

Es el momento de esta gente, de la gente media, de la gente normal, de la buena gente, y es el momento de apoyarnos entre nosotros, de comunicarnos, de hablarnos y de escucharnos, de ayudarnos y de aconsejarnos… porque entre nosotros está la solución, no la tienen los cracks, esos están muy lejos, y dudo, de verdad, que nos quieran ayudar. Establezcamos sinergias, negocios entre nosotros, entre todos nosotros, es nuestro momento y somos autosuficientes. No somos los más listos, lo normal, ni los más guapos, lo normal, ni tenemos ni mucho ni poco, más bien poco, … pero es nuestro momento, Y YO, COMO MEDIO, LO VOY A APROVECHAR, TU VERÁS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s